Compartir:
La impulsividad hace que actuemos antes de pensar.


Podemos
definir la impulsividad como la predisposición a actuar o reaccionar de forma rápida, espontánea o inesperada ante estímulos o situaciones externas o internas, sin haber una reflexión previa sobre las posibles consecuencias de los comportamientos adoptados. La impulsividad hace que actuemos antes de pensar. Puede estar ligada a algunos trastornos mentales, pero se puede manifestar también en personas sin ningún trastorno.

La búsqueda de una recompensa inmediata, actuar sin una reflexión previa o bien la dificultad de controlar las conductas y anticipar sus posibles consecuencias comporta un déficit en el autocontrol. Las personas con estas características acostumbran a ser etiquetadas como imprudentes , poco reflexivas e incluso irresponsables.

La impulsividad tiene un papel protagonista en muchos trastornos, como en el caso de los trastornos de la conducta alimentaria, los adicciones tóxicas, el trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH), el trastorno bipolar o ciertos trastornos de personalidad como el límite o antisocial.

 

La impulsividad se puede manifestar a tres niveles:

1A nivel verbal: Interrumpir a los otros cuando hablan, responder una pregunta antes de que acaben de formularla, decir lo primero que nos pasa por la cabeza sin pensar en si es adecuado o no.

2A nivel motor: interrumpir las actividades de los otros, cambiar constantemente de actividad sin dejar de acabarlas...

3A nivel emocional: La impulsividad va ligada a la baja tolerancia a la frustración. La persona puede reaccionar con frustración incluso antes de pararse a pensar sobre qué le ha pasado.

Tanto si la impulsividad está relacionada con un trastorno como si no, parece que tiene más probabilidad de manifestarse en situaciones de alta carga emocional. Cuando tenemos miedo es más probable que cedamos ante una situación de amenaza . Cuando sentimos rabia podemos decir o hacer cosas de las cuales después nos arrepentimos . Por otro lado, con la euforia es posible que asumamos más riesgos .

Las personas impulsivas se pueden sentir rechazadas por los demás. Y aquí es donde se ve afectada la autoestima, además no siempre identifican por qué se los rechaza; y esto puede hacer que, en situaciones posteriores, se repita la respuesta impulsiva con el mismo resultado.

En el ámbito social, familiar, escuela... hace falta mucho trabajo para ayudar a entender, respetar y aprender a convivir con persones con estas características.

Por qué se produce este déficit en el autocontrol?

La dificultad para controlar la impulsividad se explica por una serie de factores combinados. Los estudios dicen que podría haber una base genética y un componente personal. Los dos componentes actuarían conjuntamente, de forma que los efectos de uno se sumarían a los efectos del otro.

Como controlar la impulsividad?

1. Después de actuar impulsivamente, reflexiona sobre su adecuación y su resultado. Una vez fuera de la situación, ya con más calma, piensa qué habrías podido hacer o decir para que el resultado fuese mejor. De este modo aprenderás las ventajas de reflexionar antes de actuar.

2. Identifica los situaciones en que suele aparecer. Este ejercicio te permitirá analizar qué pasa en estas situaciones y posteriormente te ayude a controlar la impulsividad y en darte más tiempo para pensar antes de actuar.

3. Si te cuesta identificar estas situaciones, pide ayuda. Puedes pedir a las personas de confianza que te avisen cuando respondas demasiado deprisa. Así aprenderás a distinguir los momentos en que hay que estar alerta.

4. Acepta que eres impulsivo. Si en parte depende de la genética y de la personalidad, NO ES CULPA TUYA. Nadie es perfecto, y controlar la impulsividad no es nada fácil. Esto no quiere decir que no puedas hacer cambios para mejorar tu día a día.

 

Si todas estas estrategias no funcionan es recomendable pedir ayuda profesional.

-Teresa Prades-

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.